martes, 28 de septiembre de 2010

Lo efímero y lo profundo, lo frívolo y lo riguroso

.
Y con todas estas ideas dándote vueltas en la cabeza, ¿no te sientes algo constreñido dibujando por encargo?

Yo vivo mi trabajo como algo muy creativo. Algunos días incluso demasiado creativo para lo que yo puedo dar ese día. Otros días, es cierto, quizás preferiría expresar algo más personal sin restricciones de ningún tipo o trabajar con otros contenidos. Pero para mí el dibujo tiene muchas otras cosas enriquecedoras que no dependen de si publicas en Sins entido o en DC. Para mí el dibujo es una experiencia transpersonal, como la música o tantas otras, en el sentido en que tú dejas de ser tú mismo para ser aquello en lo que te estás vehiculando. Dejas de ser tú para ser la expresión o la línea que trazas, y tu experiencia y tu creación es auténtica en la medida en que te has metido en eso, en que has dejado de interferir entre lo que quieres plasmar y el resultado. En ese momento en que dejas de pensar desapareces y te diluyes en esa experiencia de crear, plasmar, estás trascendiendo tu ego y gozando con ello. También hay una satisfacción sin ser tan trascendente, simplemente ejercitando fórmulas, soluciones aprendidas en el dibujo, haciendo algo más mecánico, porque no deja de ser otra forma de meditación, de estar muy centrado y concentrado en algo que además es manual. Son muchas cosas que puedes vivir en el día a día sin necesidad de estar haciendo esa gran obra personal. Al contrario, puedes estar haciendo esa “obra de autor” de forma falsa. No todo es lo que parece. Para mí las cosas no son tan simples como trabajar en una obra de autor o trabajar por encargo. Muchas veces lo artístico, lo experimental y lo marginal es una fachada de engreimiento y falsas imposturas y lo artesano es lo más artístico y real. Es una cuestión de coherencia, profundidad, de rigor… rigor es lo que más echo en falta. No está de moda ser riguroso. Sólo veo interés por lo efímero, lo frívolo y lo que se lleva ese día. La opinión pasajera. No hay un trabajo de fondo, de estudio.

Kano (Barcelona, 1973) responde a la pregunta de David Muñóz en la revista U #26 ,publicada en Abril de 2003.
.