jueves, 12 de mayo de 2011

Expomanga responde!!!

.
El martes 10 de Mayo de 2011, la cadena de televisión Cuatro, dentro de su programa vespertino Tonterías las Justas emitió un reportaje humorístico que reproducía la visita a Expomanga de una de sus colaboradoras. Agueda, una mujer de edad madura, protagoniza reportajes bajo el título Viejiliks como el que nos ocupa, en el que -aprovechando la campechana desfachatez de esta suerte de reportera y bajo el signo de la habitual escasez de amor propio y respeto por el prójimo que impera en la televisión generalista española actual- insultaba al público y molestaba a los profesionales participantes en esta la décima edición de Expomanga.
.
 .
Reproducimos la nota de prensa emitida por AEAC, organizadores de Expomanga y Expocómic, como respuesta a dicho reportaje y al malestar que ha generado en los aficionados al cómic, la animación y la cultura japonesa:
Desde la Asociación Española de Amigos del Cómic queremos expresar nuestra indignación y rechazo hacia la lamentable imagen que de Expomanga se ofreció el pasado martes 10 de mayo en el programa Tonterías las justas, de Cuatro. En la pieza emitida, una de sus colaboradoras acudía al Salón a reírse abiertamente de los asistentes, robando cómics para comprobar la reacción de los libreros o tachando de «gilipollez» la afición al cosplay de los visitantes.

La AEAC lleva más de una década luchando por convertir Expomanga y Expocómic en eventos que otorguen al Noveno Arte la imagen que le corresponde, sana y con gran valor cultural, por encima de la visión absurda y denigrante que de sus aficionados se tiene por parte de determinados medios de comunicación, afortunadamente muy concretos y escasos. No somos un circo.

La actitud de los presentadores y el equipo de Tonterías las justas supone un desprecio hacia nuestro esfuerzo, pero también hacia la labor de libreros, profesionales, instituciones de apoyo, periodistas, patrocinadores, artistas y, lo más importante de todo, hacia las cerca de treinta mil personas que se acercaron a disfrutar de un fin de semana de diversión y celebración de algo que para todos nosotros supone mucho más que un hobby.

Entendemos que la visión que de Expomanga se dio en este programa no responde a ningún ánimo malintencionado por parte de sus responsables, sino a una simple estrategia comercial destinada a asegurar su futuro en la competida parrilla televisiva de sobremesa. No esperamos una disculpa, aunque nosotros queremos ofrecerla a todo el que se haya sentido ofendido. Este comunicado habla por boca de muchos. Y seguiremos creciendo y trabajando.

El equipo de la Asociación Española de Amigos del Cómic
El embajador Fumiaki Takahashi y Emilio Gonzalo cortan la cinta inaugural
Desde La Guía del Cómic apoyamos estas palabras y solo podemos recomendar a los responsables de los medios de comunicación generalistas que tomen buena nota de la pasión, entrega y creatividad que desde muy jóvenes, hacen gala los aficionados y profesionales habituales en Expomanga y los contrasten con la capacidad y el talento de sus seudopresentadores, seudohumoristas, seudoguionistas, así como de los hombres y mujeres seudoatractivos/as a quienes entregan el control y los contenidos de su parrilla de programación. También queremos hacer notar la proverbial elegancia, educación y paciencia que, sin excepción, demostraron los asistentes y otakus implicados en el reportaje.

Pero mas grave nos parece el escaso interés que otros programas -del espacio mencionado poco periodismo cultural cabe esperar- y cadenas han mostrado por otros aspectos de Expomanga que lo dignifican como un evento en el que la cultura japonesa nos visita y se manifiesta al alcance de todos.

Las exhibiciones de Yumi o Taiko (o Kumi-Daiko), por poner un par de ejemplos, la presencia de aquellos de nuestros autores -de alcance internacional- influidos por el cómic japonés o la presencia de responsables de las bibliotecas madrileñas y otras entidades responsables de la difusión de la lectura o la del mismo embajador de Japón, a quien los organizadores y asistentes rindieron homenaje como representante de un pueblo que ha sufrido tan duro golpe recientemente.

Podemos concluir que, si los medios de comunicación generalistas, ya están olvidando Japón, Expomanga y su público se mantienen siempre de parte de la cultura y el pueblo japones.
.
.