miércoles, 2 de noviembre de 2011

No den de comer a Mireia Pérez

.
Gnomo es un local situado en el barrio de Ruzafa que, en solo un año en funcionamiento, ya se ha convertido en un espacio imprescindible si visitas Valencia.
Será por el entusiasmo de sus responsables, que se enredan en todo tipo de acciones, colaboración en eventos o producciones propias. Será por las condiciones en las que mantienen el espacio -atractivo, amable y disfrutable-, repleto de cosas que querrías llevarte sin dudarlo y que cuenta incluso con un pequeño escenario para acciones, espectáculos, charlas... Nosotros pudimos conocerlos durante la (recientemente difunta) Mostra de Cómic de Valencia, en cuya segunda edición, Gnomo participó con varias convocatorias. Una de ellas fué la sesión No den de comer al dibujante, en la que el dibujante local Rubén Fernández ofreció a quien se acercara por la tienda Gnomo la posibilidad de verle trabajar durante toda una jornada, en vivo y en directo, instalado, como si estuviera en su casa o estudio, en el escaparate principal del local.
La segunda entrega de esta idea la protagoniza alguien un tanto más atractiva que Rubén Fernández y que, además está de plena actualidad por el lanzamiento este mismo mes de su primer trabajo largo: La muchacha salvaje (Sinsentido, 2011)
.
.