martes, 23 de noviembre de 2010

Las Cantigas de Santa María

.
Aunque ya perdimos la oportunidad de visitar la exposición que se instaló en el Salón de Cómic de Cangas (y donde se presentó formalmente la investigación y el artículo que Breixo Harguindey ha publicado en torno a la obra de Alfonso X "el sabio" como primigenio cómic) de la que ya os hablamos en el programa de radio, ahí va el texto de presentación de este polémico pero fundamental trabajo de investigación de la  historia del arte:
.
 .

Con motivo del próximo Salón del Cómic de Cangas que se celebrará entre el 23 y el 31 de octubre se presenta en la Capela do Hospital de esta localidad la exposición As Cantigas de Santa María: obra maestra de los orígenes de la Historieta comisariada por el teórico y experto en cómic Breixo Harguindey.
Las Cantigas de Santa María, realizadas probablemente entre 1260 e 1270 por el taller de Alfonso X “el sabio” deben ser consideradas como un verdadero álbum de Historieta al presentar diversos relatos organizados en viñetas en un medio que permite su difusión geográfica, el códice.
Aunque las experiencias iniciales de narración visual mediante viñetas ya se descubren en las primeras biblias cristianas, antes incluso del año 400, este procedimiento se generalizó entre finales del siglo X y comienzos del XI. No obstante, fue a lo largo de la Baja Edad Media europea, a partir del siglo XIII, cuando se consolidó una convención narrativa de vital importancia: el sentido de lectura occidental (izquierda-derecha, arriba-abajo). Al respecto, la contribución de las Cantigas de Santa María de Alfonso X “el sabio” (Toledo, c. 1270) fue ejemplar. Las Cantigas están formadas por alrededor de 350 páginas de Historieta organizadas casi en su totalidad en tres tiras de dos viñetas y, junto con la Biblia Maciejowski, deben ser consideradas como la primera novela gráfica de la Historia.
La obra de Alfonso X podría equipararse a lo que en la cultura de masas se denomina un “acontecimiento multimedia” que despliega un mismo argumento maestro alredor de un mismo personaje en diferentes medios audiovisuales. Así como, hoy en día, un personaje de Historieta puede conocer una versión fílmica de la que surgirá su correspondiente banda sonora y, quizás, muñecos y un videojuego, las Cantigas, constituidas primero en poemario, fueron posteriormente musicadas en forma de partitura para ser probablemente interpretadas como obra de teatro en la catedral de Sevilla, proceso que culmina con su versión en Historieta.
Esta exposición pretende mostrar la extrema sofisticación de las Cantigas, muy superior a las demás obras de su época, en relación a los principales recursos de la narrativa del Cómic que ya estaban presentes en la obra de Alfonso X: los vínculos de sucesión entre viñetas y su composición unitaria en la página. Aportamos además dos ejemplos curiosos de personajes emblemáticos presentes en las Cantigas muy próximos al imaginario del Cómic.
Lamentablemente el hito de Alfonso X no tendría continuidad. Entre los siglos XIV e XV, la Historieta entraría en una larga decadencia de la que tardaría siglos en salir. En justicia, viene siendo hora de que la Historia del Arte reconozca el origen de parte de la cultura popular de nuestros tiempos, la Historieta, en una de sus obras más insignes: las Cantigas de Santa María.
.
.