martes, 16 de noviembre de 2010

Sin pelos en la lengua

.
 .
Como siempre, Joan Navarro, mandamás de Ediciones Glénat y un histórico incontestable de la edición y la cultura del cómic en España, se despacha a gusto en su blog Viñetas:
(...) 
Yo estuve en Granada y aparte de una magistral charla de Marc Bernabé y la presencia de las autoras de la línea Gai-Jin (con perdón de Kenny-cumpleaños-feliz), el salón no dió para más, pulpada y Batán, al margen...
(...)
También me han contado la charla de Carles Santamaría sobre ese Museo del Cómic ( y lo que haga falta) que no tendrá presupuesto para comprar tebeos, ni originales, pero que si lo tendrá para tener tres directores (tipo tripartito), incluyendo a uno de Madrid. Lo que significa pagar desplazamientos y hoteles.
Francamente me parece una verguenza que para tener contentos a los ilustradores haya que aceptar sus estupideces. Primero fué la propuesta de Marta Sierra y ahora la de Felipe Hernández Cava.
En su momento ya dije que estaba en contra de que el Museo del Còmic fuera también de la Ilustración. Ahora estoy más en contra que nunca.
El Museo del Còmic debe tener un director. Y quien se ha ganado ese puesto es Carles Santamaría.
Y si los editores de comic quieren montar una especie de lobby que empiecen por apoyar incondicionalmente a Santamaria.
Ni triunviratos ni hostias.
Pero no harán nada.
Como siempre.
Y ¿qué se apuestan a que en el próximo Salón del Còmic de Barcelona el jurado para el Gran Premio del Saló seguirá siendo el Comité Ejecutivo de Ficomic?
Y Carles Santamaría tampoco moverá un dedo para cambiarlo.
Y así nos vá...
Por suerte siempre nos quedarán esas personas que son capaces de proporcionar mas información con cuatro comentarios de pasada, tomando un café (o en esta neoversión de la charleta de bar que suponen los blogs y redes sociales), que los medios especializados y los periodistas mas esforzados, sesudos y plumbeos ¿no?
.