martes, 29 de marzo de 2011

Investigación, docencia y gestión cultural ¿Asignaturas pendientes del cómic?

.
(El siguiente artículo se publicó en el suplemento Especial XVI Salón Internacional del Cómic de Granada que publicó el diario Granada Hoy el sábado 12 de Marzo de 2011.)
Ilustración de Manuel Barrero

Por Christian Osuna.
Una de las ponencias celebradas en el Encuentro Profesional de Cómic anexo al XVI Salón Internacional del Cómic de Granada ha versado en torno a los patitos feos de la historieta en España. Manuel Barrero fue uno de los ponentes en una sesión que arrancaba con demasiada ambición.
Las conclusiones a las que llegaron los especialistas reunidos en esa mesa redonda tendrán que esperar para ver la luz, ser transcritas y publicadas, pero el intercambio de correo electrónico con Barrero previo a dicho encuentro dejó bien claro que la cosa da para mucho mas: “Lo cierto es que son temas muy complejos los que se agrupan bajo el título Comic, Docencia, Investigación y Gestión Cultural”, aunque nuestro ponente se muestra aparentemente satisfecho con la función que están desarrollando nuestros educadores y las universidades: “Actualmente la docencia está muy diseminada aunque bien enfocada en cada departamento, porque los acercamientos al medio desde la Comunicación, por ejemplo, siempre serán distintos a los que se hacen en el ámbito de las Bellas Artes o en los estudios de historiografía o sociología. Hay tesis en curso que tratan sobre aspectos puramente plásticos, y su evolución, y otros trabajos que se limitan a practicar análisis de contenido de los mensajes elementales que vehiculan los cómics, como podrían ser los propagandísticos. Los estudios narratológicos, obviamente, se ciernen sobre otros asuntos. En todos los casos distintos, en todos los casos bien (en principio).”.
.
.
En cambio la satisfacción no es tanta cuando Barrero piensa en el ámbito en el que se ha desempeñado en los últimos años como responsable del proyecto Tebeosfera. “La investigación es, en España, una labor esforzada y solitaria, siendo cada investigador un punto de partida en sí mismo, partiendo de que tiene que convencer a un profesor para abordar ese trabajo. Luego, cada director de investigación también un ente que tiene ideas preconcebidas, o mantiene sus ideas conductoras, o bien no tiene claros ciertos conceptos del medio, y cada resultado (tesina, tesis, trabajo de investigación, curso, etcétera) conducirá a un fin preciso que alegra al Departamento de la Facultad de la Universidad concreta, pero puede no contribuir grandemente al conjunto de las investigaciones.” Y es que Barrero es consciente, y nos advierte, de los peligros de esta condición caótica: “Las investigaciones siguen siendo muy diversas, de variados tipos. Pero, en ocasiones, se sigue partiendo de asertos ya solventados (como el dichoso origen del medio), apreciaciones sesgadas (sobre cuestiones como la "censura", muchas veces inexistente), errores de bulto (dataciones imprecisas o afirmaciones ya muy clarificadas sobre su evolución) o planteamientos muy discutibles (identificar el cómic como un género literario o que su forma álgida es la "novela").”
.
.
Pero no solo es Tebeosfera, una de las webs en castellano que con mas rigor y esfuerzo está nutriendo la red de información y documentación sobre cómic, el bagaje de Manuel Barrero, que acumula experiencia como crítico y también como investigador: “Investigar sobre tebeos se puede hacer mejor, partiendo de unas premisas básicas ciertamente simples, y llegando a un consenso sobre cómo aplicarlas. Esto pasa por reconocer autoridades, usar un conjunto de documentos clave y formar equipos de trabajo, bien sea locales (en facultades, o en redes universitarias siempre circunscritas a sus propias sedes, desgraciadamente) o nacionales (asociaciones, ferias, museos...)”
Este especialista de largo recorrido, que inició sus primeros contactos con el medio como articulista en tebeos y fanzines, ha colaborado con varias universidades, en publicaciones teóricas especializadas en cómic y en revistas tan prestigiosas como IJOCA, RevistaUSP, Erebus, Arbor y otras. Barrero abomina del recurso de la pataleta, aboga por el consenso y el dialogo entre las instituciones culturales y docentes y propone soluciones: “falta un colectivo de especialistas que (im)pongan ciertas pautas con el fin de dejar de partir de cero. En caso contrario, no avanzaremos, o lo haremos muy despacio.”
Es en la gestión cultural donde Barrero se muestra un poco mas escéptico: ”Todos sabemos cómo se gestiona culturalmente el cómic hoy en España: sin reconocimientos oficiales, sin subvenciones abundantes, y con afanes muy loables llevados adelante con mucho esfuerzo, pero el enfoque es limitado, ceñido más a lo que se puede hacer que a lo que se debería hacer”. Y concluye Manuel Barrero: “la gestión cultural es en ocasiones demasiado populista, sometida a los "réditos políticos" muchas veces, porque otro remedio no le queda a los gestores, y eso a la larga puede ir devaluando la presencia del cómic ante los medios, ante las instituciones y ante la sociedad en general”.

(en la ponencia también estuvo presente Miguel Angel Moleón, de la Universidad de Granada y responsable del Master de Cómic que dicha Universidad está programando para el curso 2011/2012. La trascripción de la charla se publicará aquí mismo, en breve.)
.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Respecto a la gestión cultural existen varios problemas. La falta de formación y la falta de consciencia de la propia profesión son los más graves ¿cuantos directores de eventos sobre cómics son o se consideran gestores culturales?. Esto lastra mucho el trabajo, entre otras cosas porque no se utilizan las herramientas que posee la profesión y que son necesarias y útiles.
Por otro lado, la gestión tiene mucho de posibilismo, de hacer lo que se puede con los recursos disponibles. Lo que falta en muchos casos es prevision, elaboración de un proyecto coherente con el territorio y los recursos y sobre todo evaluación.
De todas formas no hay que olvidar que la gestión cultural en lo referido al cómic va mucho más allá de los eventos, sean mayores o pequeños.
Paco Cerrejón