jueves, 21 de marzo de 2013

El micromecenazgo de Jordi Bayarri

.
El dibujante Jordi Bayarri estuvo en el Salón de Cómic de Granada 2013. Se trata de un autor de larga experiencia en los universos de la autoedición y la edición digital. Había participado en uno de los primeros Encuentros Profesionales del Cómic de Granada pero su permanente presencia en el ojo del huracán de la innovación tecnológica, hacía necesario que volvieramos a contar con el. Recientemente Bayarri había dado el salto desde las temáticas eróticas, habituales en su obra, hasta el polo opuesto de la historieta educativa o divulgativa.
.
.
El autor valenciano participó en el desastre inicial que este año ha supuesto el Encuentro Profesional. Los retrasos y la desorganización impidieron que se cumpliera el plan para la primera jornada en la Sala de Conferencias de la carpa instalada en el Kinépolis de Pulianas (Granada). Por suerte, la buena disposición de todos los autores y profesionales presentes en Granada consiguieron que la fallida programación se transformara en una sola sesión: Una ronda de numerosas y ágiles presentaciónes en la que participaron El Torres, Chema García, el editor Ricardo Esteban, Iván Sarnago, Eduardo Alpuente, David Messina, Claudia Balboni, Emilio Gonzalo de Expocómic, Iñaki Miranda o los editores Warren Simmons y Antoine Maurel, entre otros. La idea no solo satisfizo y divirtió a los presentes, también consiguió que el objetivo del Encuentro se cumpliera con creces.
Hoy publicamos la transcripción de la microcharla que Jordi Bayarri ofreció en el mencionado Micro-Encuentro. Así nos presentó la segunda entrega de la Colección Científicos, donde vuelve a colaborar con Tayra Lanuza, historiadora de la ciencia e investigadora del CSIC.
.
Iván Sarnago, otro mago del micromecenazgo
Jordi Bayarri en el IV Encuentro Profesional del Cómic de Granada
(…)
Decidí ampliar el proyecto y, el cómic de Darwin, usarlo como punta de lanza para un proyecto más amplio: una serie de cómics para niños sobre científicos históricos.
Lo presenté al CSIC, al Centro Superior de Investigaciones Científicas, y les encantó. Me habían contado que estaban muy interesados en temas de divulgación. Se habían dado cuenta de que estaban investigando muchas cosas pero como no se lo contaban a nadie, pues como si no existieran… Querían hacer cosas de divulgación pero “casualmente”, no  tenían dinero.
Así que me quedé otra vez en la calle.
Pero llegó la moda del Crowdfunding o Micromecenazgo, empezaron a hacerse mas cosas, y pensé: "Si algún proyecto puede funcionar con esta fórmula, es el mío".
Gracias al Micromecenazgo pudimos publicar el primero: Darwin. La evolución de la teoría. Os invitó a hojearlo, -si alguno no lo conoce- acercaros por el stand. La verdad es que ha funcionado muy bien. Con el micromecenazgo no solo consigues editarlo, sino que también consigues promocionarlo. Una asignatura pendiente en el mundo de los tebeos.
Y ha gustado mucho fuera del mundo del cómic propiamente dicho. Cuando sales del “guetto” resulta que hay vida ahí fuera y hay gente a la que le interesa lo que haces. Sobre todo este producto que queda muy mono, es para chavales, es educativo… Tiene un montón de valor añadido.
Ya comentaba que este es un proyecto muy ambicioso y ahora mismo estamos recogiendo para el siguiente cómic, que será sobre Galileo.
He traído unos flyers, que repartiré luego, por si alguien quiere meter  unos eurillos, por favor.
De momento va muy bien, hemos tenido un buen comienzo y, yo creo que esta formula, si se mantiene, va a dar mucho de que hablar. Creo que el crowdfunding nos va a pemitir, a los autores que no conseguimos que los editores ya establecidos se interesen por lo que hacemos, que podamos encontrar la manera de  sacar adelante nuestra obra.
Y ya no se me ocurre nada más que decir, cosa que me sorprende…

(Aplausos y risas)

.